Los Jardines del Vaticano


Los Jardines del Vaticano

Hablemos de los jardines del Vaticano, este conjunto de parques y jardines que hoy podemos admirar en nuestra visita al Vaticano abarca aproximadamente 23 hectáreas de las 44 que tiene el Estado Vaticano. Situados en dos claros territorios uno en la zona sur y otro en la zona noreste, constituyen más de la mitad de la Colina Vaticana.
Los cultivos, huertos y viñeros formaban el paisaje en la época medieval, cuando según cuenta la tradición que estas tierras fueron sembradas a la muerte de Santa Helena (madre del Emperador Constantino el Grande) con las tierras procedentes del Gólgota que ésta había traído consigo desde palestina.
Hacia finales del siglo XIII, durante el papado de Nicolás III y cuando éste traslada su residencia desde el Palacio de Letrán al Palacio Apostólico papal, y pensando en la seguridad se cierra la zona con la construcción de altos y gruesos muros que han sobrevividos hasta nuestros tiempos.
Durante el Papado de Julio II se encarga a Donato Bramante un diseño para remodelar los jardines, fue entonces cuando el estilo de diseño del Renacimiento toma forma en estos jardines, Bramante diseña tres nuevos patios, el Cortili de Belvedere, el della Biblioteca y el della Pigna, también se diseña el gran laberinto rectangular, hecho en boj y enmarcado con pino piñonero, y cedro del Líbano. Resulta de una gran belleza la gran muralla defensiva que Bramante construye en el lugar del recinto de Nicolás III.

Hasta hace pocos años solo se podía visitar con un permiso especial y siempre en compañía de un guía, actualmente estos Jardines Vaticanos se visitan a las 11,00h los martes, jueves y sábados de marzo a octubre y los sábados de octubre a febrero, los turistas deben realizar una reserva por fax al 39-06-69884019 aportando tus datos y con suficiente anticipación (al menos una semana), recibirás una respuesta con instrucciones y la información necesaria; y pagar el correspondiente billete que actualmente cuesta 18€ para los adultos y 14€ los niños. La tarifa incluye la visita guiada y audífonos con explicaciones de los lugares.
Descripción de algunos lugares que vamos a visitar en los jardines Vaticanos:
-        La plaza de Santa Marta te predispone a admirar las arquitecturas de los jardines. Destacaremos en su parte central una gran fuente escoltada por dos monumentales y cuidadas encinas.
-        El Emblema Papal realizado con flores de diferentes colores que cambia según el pontífice. Está situada en las gradas de acceso al Palacio del Governatorato.
-        Subiendo y dejando atrás el Emblema Papal observaremos a la izquierda la Estación Vaticana junto a la fuente de la Concha, todo un bello conjunto de setos de boj, rodeados por magnolios y adelfas.
-        La Escollera artificial construida tras el tratado de Letrán para sostener el terreno en pendiente, hoy es un bello jardín rocoso de unos 200 metros.  
-        Dejando atrás la Escollera llegamos al centro geográfico del Estado Vaticano, allí encontramos el monumento a San Pedro, destinado en un principio a conmemorar el Concilio Vaticano I sobre la colina del Gianicolo.
-        Cerca a la estatua de San Pedro vemos una de la pocas edificaciones destinadas al personal civil, se trata de la Caseta del Jardinero, es la residencia del jefe los jardineros que cada día cuidan con esmero estos maravillosos jardines.
-        Subiendo todavía la colina llegamos al Monasterio Mater Ecclesiae, es un lugar donde existían monjas de clausura, este lugar ha sido rehabilitado para la residencia de Benedicto XVI desde el día 2 de mayo de 2013.
-        Casi en la parte más alta de los Jardines Vaticanos encontramos el Colegio Etiópico, el Papa Pio XI pide al arquitecto Guiseppe Momo la realización de un edificio para dar posibilidad a los seminaristas de Etiopía realizar en Roma sus estudios eclesiásticos. Junto al Colegio encontramos el pequeño jardín de la Fuente de los Delfines.
-        En la parte más alta de los Jardines Vaticanos encontramos una réplica de la Massabielle, gran belleza se aprecia en el lugar, esta Gruta de Lourdes fue donada por los franceses al Papa León XIII en 1902.
-        Por el vial Pio XI llegaremos al espectacular Jardín Italiano, realizado según la tradición renacentista italiana a base de setos de boj geométricamente redondeados.
-        Junto al bello Jardín Italiano, encontramos el centro de transmisiones ‘Marconi’ lugar desde donde el científico Marconi en presencia del Papa Pio XI transmitió por primera vez un mensaje de radio.
-        Siguiendo más adelante llegamos entre palmeras de las más variadas procedencias al templete de Santa Teresa de Lisieux, protectora de los Jardines Vaticanos.
-        En la avenida de la Cabaña China encontramos la campana conmemorativa del Gran Jubileo del dos mil, colocada en este lugar tras el Año Santo.
-        Al final del paseo de Pio XI encontramos la torre de defensa denominada Torre de San Juan, totalmente restaurada sirve de alojamiento ocasional a personalidades ilustres que visitan al Pontífice.
-        Pasando el precioso Jardín Francés llegamos al Helioporto mandado realizar por el Papa Pablo VI, protegido por la imagen en bronce de la Virgen Negra de Czestochowa.
-        El recorrido por los Jardines Vaticanos continua entre fuentes, grutas, bosques y jardines entre los que destacamos los jardines del palacete de León XIII, las Fuentes de los Tritones, el templete de la Señora de la Guardia, regalada por los genoveses al Papa Benedicto XV, senderos que llegan a las 97 fuentes existentes, todas de gran belleza como La del Laghetto, de la Vela, de las Águilas, de la Cruz griega, del Candelabro, de la Cabaña China, de las Ranas, de los Cinco caños, la gran fuente del Aquilone, varios bosques encontramos en nuestra visita y saliendo de estos encontramos lugares como la Casina de Pio IV, las Academias Pontificias de las Ciencias y de Ciencias Sociales.
Nuestra visita a los Jardines Vaticanos termina tras visitar las fuentes de la Pecera, del Jardín Cuadrado y del Sacramento.



Lea las últimas Noticias sobre Hoteles